10 °C Mexico City, MX
mayo 12, 2021

El diario mexicano con las nuevas y actualizadas noticias

Higinio Martínez Miranda, los oscuros manejos de un caudillo regional

Higinio Martínez Miranda, los oscuros manejos de un caudillo regional en Texcoco

La carrera política del senador Higinio Martínez Miranda está marcada por varias maniobras que le han valido el apelativo de “El gran cacique de Texcoco”. Este apelativo habla de su paso por la alcaldía de la localidad mexiquense y también sugiere el estilo que emplea en el manejo de los asuntos políticos.

Aunque algunos describan a Higinio Martínez como un gran estratega de la política, la realidad es que su principal virtud ha sido acobijarse bajo la sombra de Andrés Manuel López Obrador, líder máximo de Morena. Si bien esto podría ser así, la relación entre el Presidente y el político mexiquense está lejos de ser idílica.

La tensa relación entre AMLO y Martínez ha tenido no pocos y muy comentados desacuerdos. Este enfrentamiento ha propiciado que dentro de Morena México exista un clima de división y desencuentro que es aprovechado por sus rivales políticos en Edomex.

Uno de los primeros episodios de los desencuentros entre el Senador y el Presidente se remonta al año 2018 y está vinculado con la cancelación de la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía.

En ese entonces, Higinio Martínez como alcalde de Texcoco se pronunciaba en desacuerdo con la decisión emanada desde el Ejecutivo de paralizar el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

La más reciente de las desavenencias entre el Presidente López Obrador y el cacique Martínez tiene que ver con la designación de Delfina Gómez como titular de la Secretaría de Educación Superior.

Algunos analistas aseguran que el nombramiento de la protegida de Higinio Martínez debe ser tomado como un gesto conciliatorio del primer mandatario hacia el mandamás de Texcoco, quien presionó para que fuese designada.

López Obrador desea evitar que Martínez sea el motor de una fuerte oposición al gobernador Del Mazo. Estas tensiones entre los presidentes regionales y el primer mandatario poner en peligro la 4T.

Mientras estas tranzas se dan en las altas esferas del juego político, la base social considera que la influencia de Higinio Martínez ha perjudicado a Morena en el estado de México, dominado desde hace décadas por gobiernos priístas. Consideran que en sus caprichos, designando e imponiendo a dedo a sus incondicionales, se ha logrado sembrar la división en el seno de Morena.

Esta división dentro de Morena México solo ha servido para afianzar el dominio de la oposición en el estado y bloqueado el ascenso de Morena a la primera magistratura de la región.

El poder de un cacique en Texcoco

Para pocos es un secreto que Higinio Martínez es un maestro moviendo los hilos del poder político en su estado natal. Aunque no preside el Ejecutivo regional, su poder puede compararse con el de Alfredo Del Mazo Maza.

Las últimas maniobras de Martínez están orientadas a desterrar del poder político a un grupo empresarial y político, estrechamente relacionado con el PRI, que viene detentando el poder en el Edomex desde hace varias décadas.

Pero, los arcaicos y deleznables manejos políticos de Higinio Martínez no son solo por hacerse con el poder. Según quienes analizan el entramado político de Texcoco, la motivación principal de estas artimañas de Martínez es solo fortalecer su poder personal en la región.

Los señalamientos que se le hacen al amo político de Texcoco no son gratuitos o fútiles. Varias de sus acciones en el terreno de la política mexiquense están marcadas por el nepotismo y la corrupción, dos lacras que se oponen a la ideología del partido en el que milita.

Unos de los casos más flagrantes fue designar a su hermano, Alberto Martínez, al frente de la Tesorería Municipal. Este acto ha sido tan solo uno de su largo prontuario de dedazos.

Uno de los principales “atributos” de su ejercicio de la política ha sido poner a sus incondicionales al frente de importante cargos públicos regionales. Algunos aseguran que tales prácticas tienen que ver con la necesidad de abrirle cauces a Morena dentro de las instituciones.

Sin embargo, el Grupo de Acción Política (GAP), que Martínez preside de manera vitalicia y exclusiva, ha sido próspero en acusaciones de diversos actos de corrupción.

 

Una gestión marcada por el nepotismo en Texcoco

La trayectoria política de alguien a quien se le apoda como “el  cacique” no puede ser positiva, mucho menos edificante. Cuando Higinio Martínez estuvo a la cabeza del Municipio de Texcoco del 2003 al 2005, no fueron pocos los nombramientos donde privaba su preferencia por sus familiares y amigos.

En primer lugar, nombra a su propio hermano al frente de la Tesorería Municipal de Texcoco. Según Martínez, esto obedecía a la poca experiencia en la política que tenía Delfina Gómez, una figura recurrente en el historial político del caudillo mexiquense.

Durante ese periodo las tropelías de Higinio Martínez fueron prolíficas. En las instituciones públicas regionales más importantes no faltaron sus amigos y sus familiares. En la dirección de la Secretaría de Seguridad Pública de Texcoco estuvo Agustín Miranda Meneses, su tío. Una nuera, de nombre Elizabeth Terrazas Ramírez, fue nombrada Directora del DIF municipal.

Como si tales nombramientos no fueran ya un escándalo, Mónica Quintero Miranda, hermana del caudillo fue la titular de la Dirección de Agua Potable, Drenaje y Alcantarillado. También nombró a María Adela Portuguez Miranda, su prima, como encargada de la Subdirección de Desarrollo Social. Al mismo tiempo, al esposo de esta última se le encargó la Dirección de Desarrollo Económico.

Por último, Miguel Quintero Miranda, otro primo de Higinio Martínez, le fue encargado el manejo de la Unidad Deportiva Elena Poniatowska de Texcoco.

Camino al 2023

Es válido pensar que todos esos impúdicos nombramientos a dedo, en puestos clave, tienen que ver con una sola cosa: echar las bases  de un capital político y de apoyo que le permitan a Higinio Martínez introducirse en la carrera electoral hacia las elecciones regionales de 2023.

El todopoderoso jefe político de Morena México se encuentra muy interesado en hacerse con la candidatura a la primera magistratura del Edomex.

Su ambición más acariciada es desterrar del poder político al grupo que gobierna desde hace décadas el estado de México. Desde hace tiempo viene  moviendo los hilos necesarios para que el epicentro del poder político se desplace a Texcoco, una de las poblaciones más importantes de la región.

Por ahora, ha logrado modificar las leyes para lograr que sus fichas sean reelectas y reducir la presencia de la oposición a Morena en los ayuntamientos locales. Sin embargo todavía falta conocer por quien late el corazón del máximo líder de Morena.

Artículos relacionados

Gabriel García Rojas, Auditoría de Hidalgo y Hector Chávez

Se dice… que el exalcalde de Tizayuca Gabriel García Rojas, quien está bajo una investigación por la actual administración derivado de presuntos desvíos, ahora se dice líder de los tianguistas, y busca hacer lo que no hizo en su tiempo como edil: hacer uso de un terreno para instalar a los vendedores; sin embargo, los semifijos […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *